idioma

linetop
portes
busqueda
punto

A Fuego Lento – Vol 1 – Joaquín Matas - Libro

Documento sin título


Bienvenido al primer trabajo en gran formato de Joaquín Matas: A Fuego Lento.

En este primer volumen descubrirás su sesión formal de magia de cerca, incluidos todos los entresijos, estructuras y preparaciones con tal detalle que sentirás que estás recibiendo una clase maestra del propio Joaquín. ¡No se ha dejado nada en el tintero!

La segunda parte está dedicada a magia informal, la que todo mago debe tener en su arsenal preparada para dejar atónitos a propios y extraños cuando menos se lo esperen. Magia de Alto Voltaje para ocasiones especiales.

El último capítulo del libro es un regalo a la comunidad mágica: Los cubiletes de Vernon tuneados. Un estudio en profundidad de uno de los grandes clásicos de la magia, renovado y pulido hasta alcanzar un nuevo nivel por uno de los mayores expertos en el tema.

Magia de calidad, potente y creada desde el espíritu de un profesional que no olvida que la magia es también la pasión de su vida.


Índice:


Parte 1: La sesión formal

Intimagia
Cuarteto hipnótico
Doble triunfo
Ases lentos a la copa
Ases Matas-Donalds
Mi Suit Apparition
Combinando los Mcdonalds con el Suit Apparition
La Ranita

Parte 2: De magias con los amigos

Los sietes-dieces
Ases rápidos
Los ases de mi examen
Bolas a la caja de cartón
¿Dónde está la carta de…?

Parte 3: El final de la sesión formal

Los cubiletes de Vernon “tuneados”

Prólogo de Gabi Pareras:

¡Ya Está!

Uno siempre piensa un prólogo al modo de un regalo, que combine sentido práctico y algo de originalidad, un toque inesperado y sorprendente, pero en el que el otro se vea reflejado, puesto que un regalo es sobre todo un mensaje que dice: he pensado en ti.

Cuando pienso en Joaquín Matas como mago siempre aparece como fondo la biografía común que nos hermana. Es lo que tiene saber de dónde viene el otro. Conocer sus puntos débiles y fuertes, sus experiencias vitales, aquellas que le han marcado hasta el tuétano y le hacen ser quien es, sus sueños, sus miedos y sus alegrías. Conocer mucho a otro lo deja un poco en nuestras manos. Por eso no nos gusta que nos conozcan demasiado, y por eso es una ventaja que debe ser utilizada con equidad y generosidad.

Me resulta muy sencillo retroceder en el tiempo hasta nuestro primer encuentro y, como él suele recordarme, verle alucinado ante la avalancha de juegos y pases que le muestro, un tiempo en el que uno todavía no era tan selectivo y hacía de todo porque lo llevaba todo encima: barajas, dados, cubiletes, monedas, cajas y todo tipo de baratijas y abalorios, siempre pendiente de un continente nuevo que conquistar trocando aquel arsenal por el oro y los diamantes del asombro y la admiración.

A partir de ese día los encuentros son constantes, las charlas y debates en torno a Arturo de Ascanio que tanto nos han marcado, las actuaciones anuales de Juan Tamariz en Llantiol seguidas de noches y noches enteras con el maestro disertando sobre lo humano y lo divino. Por todo eso puedo decir que si algo tuvo siempre Joaquín fue una apasionada admiración por el arte mágico. Y entiendo que esa admiración con el tiempo se fue convirtiendo en lo que ahora palpita constantemente en sus actuaciones: el sentimiento de privilegio que para él significa ser mago y que excede con mucho su condición de profesional.

Este sentimiento de privilegio que siempre le ha acompañado marca su evolución como mago y como persona, en un constante juego de reciprocidades. Nuestra amistad en el tiempo me ha permitido ver esa evolución mágica en primera persona así como el desarrollo de su repertorio personal. Es más, hubo un tiempo en el que cuando sentía la necesidad de ver buena magia, en el sentido más pleno de la palabra, le llamaba para acompañarle en sus “bolos”. Así tuve la suerte de verle actuar el mismo día en una actuación infantil (magnífica si he de atender a lo mucho que pude disfrutarla), seguida de una convención de empresa (con buena parte del repertorio, ahora más maduro y asentado, que presenta en “A fuego lento”) y finalmente, una actuación de restaurante. Nadie que le haya visto actuar dudará de mis palabras si digo que en cada una de aquellas actuaciones la entrega fue absoluta y total, como si no hubiera un mañana.

Es esta entrega absoluta derivada de su sentimiento de privilegio lo que garantiza la calidad de “A fuego lento”. Joaquín Matas escribe este libro con la misma entrega absoluta con la que actúa. Y en ambos casos late en su fondo vital la misma condición “sine qua non”: no puede no hacerlo bien.

Del mismo modo que he visto evolucionar su magia con un placer renovado, también he sufrido la evolución de algunos de sus juegos, la tortura china, el gota a gota de cada nuevo pase, el conflicto interior que pone siempre en cuestión cada decisión, la conciencia plena de estar manejando una herencia valiosísima, de que nos vigilan metafóricamente las mentes mágicas más preclaras que han marcado la historia de la magia de la que ahora nos apropiamos.

Los juegos y versiones que finalmente se asientan no son del todo nuestras puesto que la deuda que implican es alta y nunca queda definida del todo. Joaquín Matas suple con creces esta deuda y la publicación de su magia da fe de ello. El texto le sale limpio, sin retortijones. Al leer las primeras versiones se nota que llevan escritas mucho tiempo, son narraciones que se ha contado a sí mismo infinidad de veces y que ahora se ha decidido a compartir. En parte es una ilusión, un espejismo, porque respetando las palabras del maestro Ascanio, Joaquín nos evita sentir el rictus del esfuerzo que conlleva no hacerlo bien. El enredo sentimental en el que se ha visto envuelto el autor ha sido constante, pasando de la euforia a la frustración, de la impotencia a la alegría, palabra tras palabra, juego tras juego. Ver claro tiene como contrapartida la necesidad inexcusable de mostrarlo también claramente y no es fácil contarse uno a sí mismo, puesto que sentimos de modo permanente la ausencia del don de la objetividad.

Henry James acuñó la frase “la figura de la alfombra” para referirse al tema que aparece recurrentemente en la obra de un escritor. ¿Cuál sería esa figura de la alfombra en el caso de Joaquín Matas, recurrente en todos sus juegos, en todos esos juegos que ahora recopila en “A fuego lento”? Yo diría sin lugar a dudas que esa figura es el alto nivel de excelencia que se exige a sí mismo. En todos estos juegos se percibe esa constante alimentada por un permanente estado de inconformismo, de que siempre se puede hacer un poco mejor. Pero ¡YA ESTÁ! Ahora solo queda disfrutar del trabajo bien hecho, muy bien hecho.


39.99EUR
Disponible. IVA Incluído
Escribir Comentario
 
También te Recomendamos
DVD - Magia de Cerca Extrema – David Acer
DVD - Magia de Cerca Extrema – David Acer
33.99EUR
Comprar 1 'DVD - Magia de Cerca Extrema – David Acer' Ahora
DVD – Magia de Cerca ¡Arriba! - Lu Chen y Zenneth Kok-Kok Hak
DVD – Magia de Cerca ¡Arriba! - Lu Chen y Zenneth Kok-Kok Hak
24.99EUR
Comprar 1 'DVD – Magia de Cerca ¡Arriba! - Lu Chen y Zenneth Kok-Kok Hak' Ahora
DVD - Close-Up (Magia de Cerca) – Joshua Jay - Vol. 1-3
DVD - Close-Up (Magia de Cerca) – Joshua Jay - Vol. 1-3
33.99EUR
Comprar 1 'DVD - Close-Up (Magia de Cerca) – Joshua Jay - Vol. 1-3' Ahora
DVD – Cómo Hacer Una Mesa de Close-Up - James L Clark
DVD – Cómo Hacer Una Mesa de Close-Up - James L Clark
19.99EUR
11.99EUR
Comprar 1 'DVD – Cómo Hacer Una Mesa de Close-Up - James L Clark' Ahora
DVD – Magia de Close-Up (de Cerca) - World's Greatest Magic
DVD – Magia de Close-Up (de Cerca) - World's Greatest Magic
19.99EUR
Comprar 1 'DVD – Magia de Close-Up (de Cerca) - World's Greatest Magic' Ahora
 
NOVEDADES
Bizarre Assembly por Fooler Doolers
Bizarre Assembly por Fooler Doolers
16.49EUR
 
Gráficos de soluciones

CARRITO
Compras más
0 productos
Envio 24
garantía

truco de magia
truco de magianovedadestrucosaprenderdvdslibrosfabricantesaccesoriosvideos

TiendaMagia.Com © TiendaMagia Online SL Inscrita en el Registro Mercantil de BCN TOMO 39339 FOLIO 70 HOJA nª B-346349 con C.I.F. B-64429053